Otro sitio más de WordPress.com

Ese vacío que siento

.

.

.

.

al levantarme

después de haber soñado contigo

.

.

.

.

.

.

.

.

No podeís dar medicina

a un ánimo enfermo,

arrancar de la memoria

una tristeza arraigada

borrar las turbaciones

escritas en el cerebro y,

con algún dulce antídoto de olvido,

despejar el pecho atascado

con esa materia peligrosa

que abruma el corazón

.

.

.

.

Macbeth….. Shakespeare

.

.

.

.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s